Datos personales

martes, 5 de abril de 2016

La gran apuesta, el lío financiero que nos tiene en la crisis total

Twitter @jimenaladu

Los mexicanos siempre hemos estado en crisis y el mundo también. Los millonarios llaman crisis a sus perdidas económicas sin dejar de ser acaudalados, sin embargo los pobres seguiremos siendo pobres. El capitalismo, siempre ha estado en crisis, no obstante algunos historiadores no comprenden cómo ha sobrevivido y cómo logró credibilidad y auge en la época de postguerra.

El aprieto capitalista es un hecho, sin embargo, desde mi punto de vista, su éxito se debe a un gran invento: el cr ito﷽﷽﷽﷽﷽﷽mos de ser pobres. El gran invento del siglo XX y del actual, es el crearias pero no dejan de ser millonarios y nosotrédito. Este nos hace pensar que tenemos poder adquisitivo para comprar lo que no podemos comprar con liquidez, nos ayuda a construir una vida falsa basada en el endeudamiento bancario.

La gran apuesta es una película dirigida por Adam McKay (The big short, 2015) la cual retrata a la perfección la crisis financiera de 2007 al 2010 en Estados Unidos. Claramente es una película que denuncia lo siguiente: cómo los grandes bancos pueden estafar a la mayoría de las personas y robar sus ahorros; cómo sueltan créditos hipotecarios a personas sin poder adquisitivo para después embargar casas por el incumplimiento de pago. Es decir, impunidad y engaño.

Esta gran crisis que predijo Michael Burry (Christian Bale) y crea la permuta de incumplimiento crediticio en el mercado, con la que apuestan en contra de la obligación colateralizada por deuda y de la cual distintos actores se enriquecieron por apostar en contra del sistema, es decir sabían que la gente no podía pagar sus casa y gracias a que no pudieron pagarlas se hicieron millonarios.


El filme expone cómo la bolsa de valores y la banca pueden aprovecharse de la especulación para hacer dinero y destrozar a millones. Después de este hecho los bancos que desaparecieron no devolvieron los fondos de ahorro ni de retiro, se robaron el dinero, dejaron sin casa y sin futuro a millones.


Repensemos hasta dónde somos cómplices de nuestra propia estafa, hasta dónde regalamos nuestro dinero a los bancos (intereses) y hasta dónde hemos exigido al gobierno que nos proteja de los robos de los grandes bancos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario