Datos personales

lunes, 6 de mayo de 2019

El rebelde y clásico Alfred Hitchcock

Twitter @jimenaladu
Alfred Hitchcock superó el cine clásico de Hollywood y lo perfeccionó; es conocido como el maestro del suspenso del cine occidental; innovador y escandaloso. Modificó la técnica con un estilo artístico en este género cinematográfico. Sin embargo, también era un voyeurista y controlador.

Rompió los paradigmas del relato clásico “introdujo elemento como el azar, la confusión, el aparente desorden, irrumpe a partir de entonces en la forma de estructurar el relato que ya no responde de forma tan dócil a las conversaciones narrativas convencionales”. Eloisa María Martínez (2011).

El realizador inglés también era conocido por ser un controlador, el biógrafo Donald Spoto dedicó dos libros a la obsesión de Hitchcock por las rubias y su maltrato: El lado oscuro de un genio (1983) y Spellbound by Beauty (2008). En donde explicaba que al director le gustaba romper la confianza de sus actrices en sí mismas y ejercer un control absoluto sobre ellas, tanto dentro del set como fuera de él.

El maestro del suspense disfrutaba de la sensación de control, por ejemplo “el control del ambiente que llevaba acabo Hitchcock en sus películas era con la intención de lograr ciertas emociones en el público”.  Andrés García (2011).

En su película La ventana indiscreta (1954) reproduce la más pura idea cinematográfica el voyeurismo, “es la brillante y clarividente demostración… es un juego del escondite entre lo implícito y lo explícito, jugándose en “un tono que participa del realismo, de la poesía, del humor macabro y de la pura fantasía”, Francois Truffaut.

Orson Welles, el niño genio que cambio el cine

Twitter @jimenaladu

Sobre la genialidad del Welles, la mayoría sabemos del éxito de la transmisión radiofónica de la adaptación de la novela La guerra de dos mundos, y que por ello la RKO no dudo en darle total autonomía y disponibilidad presupuestal para su películaEl Ciudadano Kane, algo que no sucedía ni sucede comúnmente, y ésta es sin duda una de las películas más estéticas en la historia del cine.

Orson Wellesera un niño genio y de eso me enteré cuando vi un documental, por casualidad, en una petitesala de cine en San Francisco. Su madre lo encaminó desde niño al arte y la música, a los cinco años dio un concierto de piano, esto le mereció salir en un periódico en donde lo anunciaron como "niño genio". A los diez años ingresó en la Todd School, un colegio especializado en chicos superdotados.

A los 16 años consiguió su primer contrato profesional como actor en Dublín. Desde ese momento encaminó su carrera artística a la producción y dirección de teatro y radio.

El cine de Orson Welles es un claro ejemplo de lo que es el montaje artístico en el cine, además de los excelente planos generales perfectos desde una visión macro a una visión micro. No obstante, esta película fue una gran 'bendición' para Welles pero también su mayor desgracia, pues dicen que no lograba superarla, inclusive después de ésta la RKO le dio un contrato para que pudiera producir y dirigir sus películas, pero él no lograba terminarlas porque no encontraba la perfección que buscaba.

Welles fue sin duda alguna uno de los grandes genios de la cinematografía mundial dotó al montaje y a la narrativa una cualidad estética, única e insuperable, seguida de la música y un dramatismo peculiar que hoy en día no se ha vuelto a ver.

Las favoritas de la Época de Oro del cine mexicano

Twitter @jimenaladu

La Época de Oro del cine mexicano se dio a principios de los años cuarenta y principios de los cincuenta. En gran parte se debió a la Segunda Guerra Mundial que permitió que Estados Unidos impulsara esta industria nacional como parte la la política del Buen Vecino en donde se elevó la calidad y la cantidad de la producción de nuestro séptimo arte y de esta forma se impuso como industria cultural en Latinoamérica.  

Seleccioné cinco películas, de este periodo, que plasmaron los diferentes estilos de vida de los mexicano, tanto en la vida campestre como en la urbana.

Dos tipos de cuidado de Ismael Rodríguez(1952)
Nosotros los pobres de Ismael Rodríguez (1948)
Una familia de tantas de Alejandro Galindo (1948)
Los olvidados de Luis Buñuel (1950)
Aventurera de Alberto Gout (1950)

martes, 23 de abril de 2019

Stephen King, escritor, guionista, músico y odia a Trump

Twitter @jimenaladu
Stephen King es un escritor estadounidense conocido por sus libros de terror, pero también porque estos han sido llevados al cine, por ejemplo quién no ha visto El resplandor(Stanely Kubrick, 1980), Misery(Rob Reiner, 1990), Eso(Tommy Lee Wallace, 1990) o Carrie(Brian De Palma, 1976).
Comenzó a escribir a los 13 años. Su primera novelapublicada fue Carrie(1974), a la que seguiríanEl resplandor (1977), It(Eso, 1986), Misery (1987) e Insomnio(1994), algunos de sus libros más populares.
El escritor considera que de todos sus personajes el más autobiográfico es Jack Torrance deEl resplador
“Cuando escribí el libro, bebía tanto como él. Originalmente le veía como un personaje heroico que luchaba contra sus demonios como yo, o sea lo que los hombres fuertes de Estados Unidos deben hacer”.
Sufre triscaidecafobia, o sea pánico al número 13.
King ha incursionado ocasionalmente como guionista, productor y actor en algunas series de televisión y películas, también dirigió el largometrajeMaximum Overdrive. 
Fue testigo de la muerte de su mejor amigo, atropellado por un tren.
Cuando le arrolló una furgoneta en 1999, se prohibió a las enfermeras que le atendían hacer bromas sobre Misery.
Fue guitarrista del grupoRock Bottom Remainders, formado por escritores famosos, Matt Groening, creador de Los Simpsontocaba el cencerro.
Al parecer ‘odia’ a Donald Trump.
Escribió un libro con su hijo Owen King, Bellas durmientes.
Ha vendido más de 350 millones de libros en el mundoy ha escrito 61 novelas, siete de ellas escritas bajo el pseudónimo de Richard Bachman. 

Gabriel Figueroa, el cinematógrafo que eclipsó el cine mexicano

Twitter @jimenaladu

Sin Figueroa no se hubiera logrado la consolidación de lo que fue la imagen de lo mexicano en el cine mexicano junto con Emilio Fernández. La gran mayoría de las películas realizadas en la ‘Época de Oro del cine mexicano’ fueron fotografiadas por él.  Además fotografió 201 películas y trabajó para directores como John Ford yJohn Huston.
Algo que contribuyó en su formación fotográfica fue haber trabajado con Alex Phillips, director de fotografía de origen canadiense, y haber estudiado con Gregg Toland, fotógrafo de El ciudadano Kane de Orson Wells.

En 1943 trabajó en Flor silvestre bajo la dirección de Emilio ‘El Indio Fernández, lo que fue el inicio de una colaboración que produciría más de veinte películas junto con Mauricio Magdaleno, Dolores del Río y Pedro Armendariz.

También fundó el Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica. Junto con Mario Moreno CantinflasyJorge Negrete, con el que buscaban proteger los derechos laborales de este gremio y creó la compañía Films Mundialesdurante los años cuarenta con la que realizó más de 50 películas con directores como Fernando de Fuentes, Alejandro Galindo, Julio Bracho y Miguel M. Delgado.


Sin embargo, uno de los trabajos más polémicos fue el que realizó en Los olvidadoscon Luis Buñuel.El director español solicitó el mejor director de fotografía para su película a lo que la industria mexicana respondió con Gabriel Figueroa. Cuando éste llegó al setde la película del director español, se dispuso a fotografiar de la forma como él lo hacía: planos estéticamente perfectos y exaltar la mexicanidad, no obstante, Buñuel le pidió que no quería cuadros perfectos ni lo bonito de México, se trataba de retratar a los suburbios de nuestro país de la forma más realista posible.

Figueroa fue multipremiado, en 1949 recibió un Globo de Oropor su fotografía enLa perla; recibió 16 Arielesy en 1971 el Premio Nacional de Bellas Artes. 


martes, 5 de abril de 2016

La gran apuesta, el lío financiero que nos tiene en la crisis total

Twitter @jimenaladu

Los mexicanos siempre hemos estado en crisis y el mundo también. Los millonarios llaman crisis a sus perdidas económicas sin dejar de ser acaudalados, sin embargo los pobres seguiremos siendo pobres. El capitalismo, siempre ha estado en crisis, no obstante algunos historiadores no comprenden cómo ha sobrevivido y cómo logró credibilidad y auge en la época de postguerra.

El aprieto capitalista es un hecho, sin embargo, desde mi punto de vista, su éxito se debe a un gran invento: el cr ito﷽﷽﷽﷽﷽﷽mos de ser pobres. El gran invento del siglo XX y del actual, es el crearias pero no dejan de ser millonarios y nosotrédito. Este nos hace pensar que tenemos poder adquisitivo para comprar lo que no podemos comprar con liquidez, nos ayuda a construir una vida falsa basada en el endeudamiento bancario.

La gran apuesta es una película dirigida por Adam McKay (The big short, 2015) la cual retrata a la perfección la crisis financiera de 2007 al 2010 en Estados Unidos. Claramente es una película que denuncia lo siguiente: cómo los grandes bancos pueden estafar a la mayoría de las personas y robar sus ahorros; cómo sueltan créditos hipotecarios a personas sin poder adquisitivo para después embargar casas por el incumplimiento de pago. Es decir, impunidad y engaño.

Esta gran crisis que predijo Michael Burry (Christian Bale) y crea la permuta de incumplimiento crediticio en el mercado, con la que apuestan en contra de la obligación colateralizada por deuda y de la cual distintos actores se enriquecieron por apostar en contra del sistema, es decir sabían que la gente no podía pagar sus casa y gracias a que no pudieron pagarlas se hicieron millonarios.


El filme expone cómo la bolsa de valores y la banca pueden aprovecharse de la especulación para hacer dinero y destrozar a millones. Después de este hecho los bancos que desaparecieron no devolvieron los fondos de ahorro ni de retiro, se robaron el dinero, dejaron sin casa y sin futuro a millones.


Repensemos hasta dónde somos cómplices de nuestra propia estafa, hasta dónde regalamos nuestro dinero a los bancos (intereses) y hasta dónde hemos exigido al gobierno que nos proteja de los robos de los grandes bancos.

Entre sicarios y reinas de belleza

Twitter @jimenaladu

La narco cultura es algo que se vive y que impregna las industrias culturales como la televisión y el cine en México. En todos los casos se expone la crueldad y la miseria humano para tener el control del paso de la droga al país del norte. Sin embargo el antihéroe es una constante en el imaginario de esta cultural del tráfico de drogas, con lo cual justifican dicha “profesión”.

La cultura del narco empezó a tomar auge en las producciones audiovisuales del video home de los años ochenta. Sin embargo, desde el sexenio calderonista, se comenzó con la, comúnmente llamada, “Guerra contra el narcotráfico”. El cine mexicano ha retratado las crueldades de este fenómeno social en películas mundialmente premiadas como Miss Bala (Gerardo Naranjo, 2011) y Heli  (Amat Escalante, 2013). Se podría decir que no exponen nada nuevo, solamente hacen énfasis de la corrupción en el país.

Por otro lado tenemos la visión estadounidense de las tráfico de drogas y la corrupción que existe en el sistema policiaco. Recordemos Infiltrados (Martin Scorsese, 2006) en donde un infórmate del FBI es hijo de un líder mafioso. Más recientemente tenemos la multinominada película Sicario (Denis Villeneuve, 2015), la cual recurre a un antihéroe para explicar la corrupción de los agentes secretos y sus entradas ilegales para hacer justicia por su propia mano en México.

Sicario es una película que expone los huecos de ley existentes en nuestro país y cómo pueden pasar los agentes estadounidenses a matar, a secuestrar a los narcotraficantes mexicanos y desaparecerlos sin que nadie se entere de que salieron del país. Entonces ante este hecho, retratado en este filme ¿qué podemos especular? Primero: México es un país que carece de seguridad en sus fronteras, los Estados Unidos tiene el control total de quién entra y quién sale; segundo el país del norte puede extraer ciudadanos mexicanos a la hora que ellos quieran, y literal ¡A plena luz del día!; tercero, conocen los narco túneles y quiénes operan en estos, además los ocupan para que agentes especiales antidrogas pasen a nuestro país.

Entonces ven como no es lo mismo estar jodido que joder al más jodido. Los puntos de vista sobre el narcotráfico cambian de un país a otro. México retrata la opulencia en la miseria y sus reinas de belleza, de una forma exótica y corrupta y los Estados Unidos se deshacen del problema con agentes encubiertos y toda la tecnología militar para acabar con lo que le haga daño en el momento que ellos lo requieran sin importar quién sea el líder del cártel o quién sea el presidente en turno, simplemente erradican el problema.

Y con esta reflexión termino: tenemos mucho que repensar, por ejemplo, están los Centro de Detención de Inmigrantes en los Estados Unidos algo que no ha sido filmado, hasta ahora, ni por nuestros cineastas ni por los del país del norte.